Mi experiencia en OUGN17: Oracle User Group Norway Spring Seminar 2017

En días pasados tuve el honor de ser aceptada para dar una plática en uno de los eventos más relevantes dentro de la comunidad Oracle en Europa, y en particular, de los países Nórdicos, se trata del SpringSeminar 2017 organizado por el grupo de usuarios de Oracle en Noruega. A continuación, daré una reseña de las cosas que viví y la gran experiencia que me dejó como profesionista, pero también como visitante primeriza de un país tan increíble como lo es Noruega.
Se trata de un evento de tecnología que no sólo reúne a los expertos mundiales de diversos tracks de Oracle ofreciendo muy buenas charlas, sino que además representa toda una experiencia debido a la locación en la que se lleva a cabo, nada más y nada menos que abordo de un barco en alta mar que zarpa de la ciudad de Oslo, Noruega para llegar a Kiel, Alemania y de regreso a Oslo, en un trayecto que dura poco menos de 3 días.





Durante estos días se lleva a cabo el evento, este en particular fue muy representativo para el grupo de usuarios puesto que conmemoró su 10º aniversario, de tal forma que no escatimaron en organización y detalles, mismos que le dieron un toque muy especial.
El barco, o mejor dicho el crucero, comienza a navegar dejando atrás la bella y sobria ciudad de Oslo, y en su camino es casi imposible alejar los ojos de las ventanas mientras recorre los Fiordos Noruegos, que, a pesar de ser el mes de marzo, aún se ven cubiertos de blanco por la nevada de la noche anterior.


Más de 300 asistentes reunidos en el auditorio presenciamos las primeras actividades como el keynote y la bienvenida por parte del equipo, en un elegante y luminoso auditorio. Desafortunadamente no pude entender mucho, salvo algunas traducciones en las que fuimos apoyados por amigos, ya que éstas pláticas fueron impartidas en idioma Noruego, sin embargo eso no restó posibilidad de convivir, tomar el lunch y conocer un poco más de la forma en la que los Nórdicos hacen las cosas.  


En punto de las 2 de la tarde comenzaron las charlas técnicas, una agenda repleta de temas muy interesantes abarcó tracks como Base de Datos, Middleware, Java, Cloud, Big Data, entre otros, que hizo difícil decidir a cuáles de las 117 sesiones entrar. 


Sin duda las sesiones a las que asistí me dejaron una muy buena experiencia, pero aún más allá, con curiosidad y ganas de adentrarme en los temas de los que se habla hoy en día en esa región del mundo.

Temas como Docker, Puppet, DevOps, SOA, Microservices, Kubernetes, Kafka, Patrones Cloud, etc. son los que capturaron mi atención, y fueron impartidas por personas que admiro por su trayectoria y experiencia, y que además, sin saberlo en muchas ocasiones, he leído sus blogs, publicaciones y libros durante mi carrera profesional, lo cual me hace sentir sumamente privilegiada y emocionada de convivir con ellos una vez más. Entre ellos estuvieron expertos de países como Alemania, Holanda, Noruega, Inglaterra, Estados Unidos, India, entre otros, pero América Latina no se quedó atrás, 3 representantes de México, 2 de Uruguay y 1 de Perú, le pusimos el toque de lenguaje español, que está por demás decir que nos da presencia en el viejo continente.
 






Al segundo día desembarcamos por unas horas en Kiel, una pequeña ciudad situada al norte de Alemania, reside en las orillas del mar Báltico y ha sido una de las principales bases navales alemanas desde los años 1860, de tal forma que hasta un submarino y varios buques militares pasaban cerca de nuestra embarcación.




Llegó la hora de mi sesión, con un poco de nerviosismo por ser mi primera vez en dar una plática en inglés, en Europa, con una sala llena de espectadores deseosos de saber sobre el tema, pero con un factor adicional, varios de los expertos que mencioné hace un momento acudieron en apoyo, pero también con curiosidad en mi sesión ¿no es algo que pondría nervioso a cualquiera?

Afortunadamente sobreviví sin mayor contratiempo, salvo que olvidé la mitad las cosas que quería decir. Debo admitir que lo mejor de esos 45 minutos fue que me encontré a mí misma disfrutando hablar de SOA, y también tengo que agradecer a la genial audiencia que tuve, que además de no aventarme tomates, estuvieron todo el tiempo atentos y receptivos a mis palabras.


Lo siguiente para mí y el resto de los asistentes fue disfrutar de los shows, de la convivencia con los viejos amigos y conocer aún más a personas de la comunidad, que ha sido durante los últimos años una forma de aprender y crecer, no solo en temas técnicos sino en mi vida en general.



Después de 2 días de conferencias, el evento cerró con un DJ y un saxofonista que pusieron buen ambiente en la pista de baile muy al estilo europeo, mientras que la convivencia y las pláticas entre amigos no se hicieron esperar.



Algo que me sorprendió muy gratamente fue la forma en la que los miembros del grupo de usuarios trabajan arduamente para hacer realidad este evento, y que además, personas de las diferentes empresas, particularmente consultorías, de software se unen como parte de esta comunidad, se reconocen mutuamente y colaboran aportando su apoyo de manera pacífica y sin protagonismos ni rivalidades, algo que difícilmente veo en mi país.

Así es como terminó mi aventura en Noruega, totalmente satisfecha, sorprendida de la gran logística y detalle que ponen en este evento, pero sobre todo muy agradecida, tanto con los asistentes, como con el grupo de usuarios que me permitieron el honor de tener un espacio para mi sesión. Ojalá tenga una nueva oportunidad para el próximo año.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Qué es un Enterprise Service Bus y por qué usarlo?